jueves, 19 de abril de 2012

...Viento...


"Neu al Arán, vent al Pallars", este refrán viene a expresar, de modo sencillo, ese fenómeno meteorológico que se repite constantemente en pirineos, consistente en que cuando entran frentes de norte, la vertiente septentrional  (básicamente el Pirineo francés, la Vall de Arán y zonas muy expuestas a norte como Astún, Candanchú, Portalet, Belagua, todo el Pirineo Navarro en general ), se ponen las botas de nieve, mientras que quienes estamos "al sur" sólo vemos viento, sequedad y un frío de cojones, algunas veces, con nortes potentes, la nevada cruza la divisoria y puede llegar a precipitar de forma intensa, viéndose incluso nevadas fuertes, pero, después de la nevada siempre, siempre, siempre, sale el viento, que en horas se lo lleva todo, quedando el paisaje completamente marrón y pelado.

En un invierno normal, siempre suele entrar alguna nevada de sur (de componente atlántico más bien), estas nevadas, que caen normalmente muy húmedas, se "pegan" al suelo, y con las heladas forman una coraza muy difícil de ventear, de tal forma que, si luego vienen nortes, esta nieve permanece, pero cuando ocurre como este año, sólo de nortes y con nevadas que vuelan de un soplido, pues pasan cosas como estas...


...La noche anterior a esta foto cayeron 30 cm, duraron cuatro horas...


Este día el termómetro marcaba -23ºC, imaginen la sensación térmica con el viento.


...Socorroooo...


Remolinos ("torb"), este fenómeno se da también el el Pirineo Oriental (Canigó, Bastiment, Puigmal...), muy peligroso, ha dado lugar a accidentes mortales, al quedarse excursionistas bloqueados en estas tempestades (el año pasado, en el Puigmal, en terreno sencillo, sin ir más lejos)

En Boí 2500 este año se han medido 204 km/h de racha máxima de viento, ni Sierra Nevada...

Bendito wedeln


Pues el caso es que por más que lo intento sigo practicando un esquí "anti-carving", la verdad es que este año, con la nieve que hemos tenido, dura como una piedra, y con la zona central de las pistas convertida en un patinadero de hielo y piedras, me alegro poder hacer esto de "esquiar por las esquinitas".

Sigo anclado en los años 70, que voy a hacerle...


Perdón por lo movimientos de cámara.
video



video

miércoles, 4 de abril de 2012

Bony de la Rodona o Torllussá (2629 m.).


El Bony de la Rodona desde Taüll


El Bony de la Rodona es una montaña muy fácil que se alza en primer plano sobre lso pueblos de Boí y Taüll, dejando en un segundo plano al Puig Falcó y al Montanyó, que sin embargo son bastante más altos y ya forman parte del dominio esquiable de la estación de esquí.

Esta montaña fue la que elegimos para estrenarnos en esto de la travesía, la verdad es que su altura (2629 m.) puede parecer excesiva para "iniciarse" en algo, pero el hecho de encontrarse junto a pistas de esquí balizadas y carecer de dificultad técnica alguna, hace que sea un destino sencillo y además, bastante agradecido en cuanto a paisaje.


Taüll bajo la nevada, el día elegido para subir a priori no era el mejor.


Comenzamos a subir desde la base de la estación, por el borde de la pista Collbirrós.


La pendiente a ratos es fuerte, pero sin ninguna dificultad.


Avanzando por El Valle de Collbirrós, junto a las pistas de esquí.


Aunque el pronóstico del tiempo daba buen tiempo a partir de mediodía, esta vez se equivocaron.


Después de subir algo más de una hora, comienza a nevar...


Diez minutos después de sacar esta foto, la niebla nos envolvería por completo.


En media hora llegamos a la cumbre, amplia y completamente plana, rodeados por la niebla, no vemos absolutamente nada...

...Esperamos un rato, la niebla sigue muy densa, nieva con más intensidad, así que para abajo...


Bajamos por donde hemos venido, a ratos la niebla abre.


Y llegamos al aparcamiento de la estación, nuestro punto de partida, esa noche caería más de un metro de nieve, la única nevada decente de todo el invierno.


lunes, 2 de abril de 2012

Polvazo primaveral (¡¡por fin nevó!!).


Taüll, primera imagen invernal un 22 de marzo.


Hace dos meses que no ponía nada en el blog, la verdad es que entre lo poco que ha nevado este año y la poquísima cobertura de internet móvil que hay por aquí, ha hecho que casi ni me haya animado a acercarme al ordenador en todo este tiempo, bueno, por lo menos he desconectado un poco y he recordado como era la vida antes de que esto de las comunicaciones "instantáneas" irrumpiesen en nuestra vida.

También hemos tomado una decisión "drástica", finalmente cambiamos León por Taüll, siempre me estoy cachondeando de mi crisis de los 40 años, pero si que soy consciente de algo, el tiempo se acaba, y ya uno no está en condiciones de pensar "al año que viene hago esto", porque a lo mejor ya no hay año que viene y los de mi generación ya no podemos pensar en "cuando nos jubilemos", porque si sigue esta política que estamos padeciendo, nos jubilaremos tarde, muy tarde, y además muy pobres, y si no al tiempo.

Y lo dicho, por fin...¡¡¡nieve!!!.

El pueblín de Taüll, nuestro paraíso particular...


Subiendo a pistas, no nos lo creemos, después del invierno miserable que hemos tenido.


Y en la estación vuelve la vida, todos los frikis volvemos a poner "manos a la obra".


Ahora toca desvirgar todo esto, antes de que nos lo machaquen...

Mercedes con ganas de catar esta maravilla.

El Valle de Manyanet, al fin cubierto de nieve.

Paisajes espectaculares...


Una nieve seca, magnífica, allá por donde te metas.


Y ahora nos vamos a las pistas negras de la Express.


 Desde El Port de Ertá hacemos una pequeña travesía...

...Para bajar desde La Pica Cerbí.


Volvemos a las pistas de la Express, las más frías de la estación y que mejor conservan la nieve.

Pista Plomada...


Tora, que tiene un tubo final corto y acojonante.


Y rematamos el día en Montanyó.


Última subida del día, después de 7 horas de "trabajo" ya no queda nada que desvirgar en la estación, pero ha sido un día increíble, de estos que te reconcilian con el esquí (y con la vida).