lunes, 31 de agosto de 2009

Monte Perdido (3355 m.)


"De Fanlo a Monte Perdido por Cuello Gordo y Las Escaleras", esta reseña la leí hace bastante tiempo en una descripción de la ascensión al Monte Perdido realizada en los años 20 del siglo pasado, de hecho, la ruta actual de subida al Perdido no se popularizó hasta los años 40, puesto que se la consideraba "demasido expuesta" (quizá un tiempo más frío que el actual mantuviese La Escupidera en condiciones "bravas" durante todo el verano).

Nosotros habíamos conocido el Valle de Vió, camino de Pineta, tres días antes, y nos encantó, un bosque mixto de abetos, hayas y pino albar primero, para acabar en una zona de encinas y quejigos a la altura del comienzo del Cañón de Añisclo, así que nos planteamos la posibilidad de llegar a Góriz desde aquí, por un itinerario que fuese más tranquilo que la ruta normal por Soaso, mirando una guía de montaña de la Editorial Prames, que compramos en Torla, aparecía al posibilidad de llegar a Góriz desde Nerín, en 4.30 h por un camino "solitario que permitía oir el rumor del Río Arazas desde lo alto", luego nos enteramos que un microbús turístico salía desde Nerín haciendo un recorrido "panorámico" por la pista de Las Cutas enseñando a los turistas de "tacón fino" el vuelo de los quebrantahuesos, buitres y águilas además de la Brecha de Rolando y Monte Perdido(¡¡Aysss, que adelantos madreee!!).

Esta jornada la comenzamos muy temprano, sobre las 5.00 a la luz de los frontales (otro amanecer legañoso), y si había suerte, veríamos amanecer sobre el Valle de Ordesa, al final, lo que hicimos fue desviarnos del Cuello Gordo, rodear el Pueyo de Mondicieto para salir hasta...

...El Bajador de Ciarracils (Ziarrazils), más o menos a las 7.45, con las primeras luces del día.
Y vemos esta panorámica del Valle de Ordesa bajo la luz de la mañana.
Y las Tres Sorores, con Monte Perdido en el centro, Mercedes en este momento, no cabe en sí de alegría.
Y llegamos a Góriz a la vez que el helicóptero
Una vez en Góriz, reservamos taquillas, los desayunos y cenas de los siguientes días, a la vez que buscamos un sitio bueno para acampar, dejamos la tienda simplemente con el suelo extendido a la espera de montarla a la tarde, guardamos los mochilones en las taquillas, y con una mochilina cargada solo con una cantimplora y un poco de comida salimos hacia...

...El Cuello de Millaris, las vistas hacia Monte Perdido, preciosas.
La Plana de Millaris, y sobre ella, los Picos del Taillón y El Casco, este paisaje de montaña, desolado, salvaje, me encanta.

Una vez aquí, y aunque estamos bastante cansados, torcemos en dirección S. camino del Pico de Millaris y El Tobacor.


El Pico de Salarons y el Circo del Descargador, esta es la salida "superior" del Circo de Cotatuero.
Góriz y la Sierra Custodia vistos desde la cuerda que va del Pico Millaris al Tobacor.
Un poco de vida en medio de tanta desolación.
Y el milagro del agua en medio de este caos kárstico, todo parece tranquilo, pero esas nubes que se reflejan en el agua...

Tres horas después se transformarían en una fortísima tormenta que "nos dió" la coña, pero bien dada, toda la noche; Mercedes mira el cielo con poca convicción "¿A que El Perdido nos manda para casa?".
Después de soportar una granizada que duró hasta las 3 de la mañana seguida de lluvia persistente hasta las 5, nos levantamos (que no despertarnos porque no pegamos ojo), a las 6, y mi primera sorpresa fue que todo estaba seco, a diferencia del clima imperante en Picos de Europa, donde la humedad y la niebla resultante de una tormenta así hubiese persistido días, aquí es como si hubiesen pasado papel secante a todo, la hierba, la lona de la tienda, la ropa que mojamos la víspera, todo completamente seco, la segunda sorpresa fue el tiempo, completamente despejado y frío, muchísimo frío, un frío seco que te revive y despierta, en este momento comenzaba a cojer cariño a Pirineos.
Total que, salimos de la tienda, lavatorio gatuno con el agua helada del grifo y caminito a...

...Monte Perdido

Ahora bien, antes de nada desayunar, pero coño, ¡Si todavía no han puesto el refugio!
Desayunamos, y la verdad es que estamos bastante tocados por la noche de insomnio, así que, decidimos variar nuestros planes, dejar la ruta de las escaleras para mejor ocasión y subir por La Escupidera.

Enga, vamos pa arriba, ¡¡joer!!, si hace este frío con ola de calor, ¿cómo será esto en condiciones normales?
Entrando en La Ciudad de Piedra, me encanta este caos, es como mis Picos y mi Ubiña.
Y La Escupidera, pues...para tanto no es, facilina, facilina, pero con una cuesta del copón (con nieve imagino que habrá que ir con ojo puesto que su orientación es muy sombría)
El Cilindro..¡¡¡Ese si que es una montaña!!!, queda en tareas pendientes para la próxima vez que pasemos por aquí (que será pronto).
El Balcón de Pineta, el Lago de Marboré y La Brecha de Tucarroya.


El Valle de Pineta.

El Pico de Añisclo (Soum de Ramond) y el Cuello del Perdido.

...Mirando a Francia.

El vértice del Perdido, muy solicitado para hacer la foto (Mercedes y servidor).
El Cilindro, el Lago Helado y al fondo, El Vignemale con su glaciar, en buen estado este año.
Y una última vista a los llanos de La Larri, entre la niebla debería estar el Pico de La Munia.

2 comentarios:

sherpa dijo...

Vaya muesca Valentin!!!
Al final subiste por las escaleras o por la escupidera, no me ha quedado claro...
Dices que la escupidera es facil...no es que sea dificil, pero en invierno es bastante expuesta y hay que ir con cuidadin.
Magnifica actividad.
Saludos

Valentín. dijo...

Al final subimos por La Escupidera, el hecho de no haber pegado ojo nos "achantó" y puesto que Mercedes no había subido nunca, decidimos asegurar la cumbre, ahora la próxima vez que volvamos, si todo va bien, Las Escaleras y...El Cilindro.
Ya he modificado el texto (me lié un poco)...¡¡Saludos!!