sábado, 10 de diciembre de 2011

La Cruz del Ferro (Manjarín y Foncebadón).


En esta época del año estamos muy poco "puestos" para salir a la montaña, por un lado el día es muy corto y cualquier itinerario medianamente largo se queda muy justo, por otro lado la cabeza la tenemos ya más en el esquí que en la montaña, además, la falta de nieve este otoño hace que tampoco el ambiente sea de lo más atractivo.

Sin embargo, El Camino de Santiago se ha convertido en un pequeño filón, una forma de dar paseos agradables, sin complicaciones, a la espera de la próxima retirada a nuestros "cuarteles de invierno" en el Valle de Boí.

En este caso, nos dirigimos desde Rabanal del Camino hasta Manjarín, pasando por La Cruz del Ferro, el punto más alto de todo el camino situado a 1500 m. de altitud, en total, 20 km de recorrido (ida y vuelta).

Rabanal del Camino, aquí aparcamos el coche, este pueblo merece la pena, bonito de verdad.


En ese hostal desayunamos, la dueña estaba cabreada por la poca gente que estaba acudiendo durante el puente (la crisis, madre mía...).


Vistas a Los Montes de León, El Cerro Becerril, prácticamente pelado de nieve.


Área de descanso en la subida...


Llegando a Foncebadón, pueblo semiabandonado al que los peregrinos están revitalizando.


...Foncebadón.


La Cruz del Ferro, algún día haremos el peregrinaje de verdad...


Como todavía era muy pronto, bajamos hasta Manjarín, para ver al "caballero templario" que regenta el albergue.

La Sierra de Gistredo sin una gota de nieve.


...Manjarín...


...Por si a alguien le interesa...


...De vuelta a la Cruz del Ferro, antes de hundirnos en la niebla leonesa...

3 comentarios:

Montañas de Gordón dijo...

Hola Valentín!!!
Joer... qué triste... aquí al lado y jamás he ido por esas tierras... aunque sea para dar un paseo... zonas tan míticas e históricas en el camino de Santiago hay pocas... esa cruz de Ferro tengo que conocerlo sí o sí... aunque no haga de momento el camino.
Un saludo y hasta luego paisano.

Cienfuegos dijo...

Valentín, por esa zona he pasado ..... en coche. Varias veces, eso sí. Y tambien he parado en Manjarín a hacer algo de gasto. Curioso sitio y personaje. Me recordó a la bodega de Quino en Cacabelos, otro sitio para no perderse.
Un saludo

Javier González dijo...

Siempre que puedo, cuando voy al Bierzo, lo hago por este itinerario. El pueblo de Fonfebadón es mágico en la noche y el albergue de Majarín tiene un puntazo.
Saludos